Un decálogo sobre liderazgo y motivación

Liderazgo y motivación son los conceptos que explican el complejo y maravilloso arte de dirigir a los hombres. En ellos se resume la posibilidad de recurrir eficázmente al esfuerzo colectivo, la energía de grupo y dinámica de equipo. Quién desconoce sus senderos no está habilitado para las prácticas de gobierno.

1.- La relación entre liderazgo y motivación es la misma que existe entre casa y hogar. No significan lo mismo, pero un término sin existencia del otro, tampoco “es lo mismo”.

2.- No existe líder que no tenga capacidad de motivar a los demás. Y no existe capacidad de motivación que no concluya en liderazgo.

3.- Triste es en realidad el destino de las personas que carecen de sentido del humor. Y pobre el estado de quién aspira a ser líder y carece de él.

4.-  El líder que evalúa estrictamente resultados se convierte en juez y deja de ser líder.

5.- Cuando el líder NO hace nada que otro pueda hacer por él, se cumple el hecho que NADIE podrá hacer lo que le corresponde a él.

6.- Mucho puede pedir el líder de los cuadros humanos en situaciones adversas. Pero nada hay por pedir de ellos en la victoria.

7.- El líder curtido en la pelea extrae beneficios tanto de la victoria como de la derrota, pero juega a ganar.

8.- El líder preocupado ya ha sido derrotado antes de pelear. Porque aun cuando llega a resolver sus problemas, ha perdido sosiego, tranquilidad y paz. Esto debilita el espíritu para siguientes confrontaciones.

9.- El líder sabe que todo aquello que se pierda en el afán de alcanzar la victoria constituye semilla que adelanta la próxima cosecha.

10.- Nada es absoluto en el arte de dirigir a los hombres.

Reflexión:

Los grandes líderes de la historia, aquellos que consiguieron motivar a los demás para hacer las cosas, fueron todos hombres con un sentido del humor muy desarrollado. Ninguno lideró por condicionamientos de responsabilidad u obligación a la tarea. Mucho menos por temor. Todos construyeron una relación emocional positiva con quienes dirigían. Y desde allí alcanzaron identificación, solidaridad y respuestas incondicionales.

El líder “brilla por su ausencia, no por su presencia”. Consigue esto al rodearse de gente que sabe hacer lo que se necesita. El líder es ésa “mano invisible” que está presente en todo lo que pasa a partir de la gestión sutil de la estructura que ha formado.

Quién motiva a otros lo hace partiendo de un reconocimiento consciente de su inherente debilidad. Busca con premeditación la fortaleza que otorga el grupo, el equipo.

¡Tan débil es el ser humano solo, como poderoso en unión con los demás!

Léase también:

Motivación y Liderazgo: poderosas frases de Dwight D. Eisenhower

¿Cómo funciona una Mente Motivadora? Estar motivado vs ser un Motivador

El Líder estratégico tiene UNA sola Premisa Mental

Twitter: @NavaCondarco

Suscríbete a mi Boletín para recibir las próximas Publicaciones en tu correo


 

Compartir

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *