Inicio / Desarrollo Personal / Sólo son necesarios 6 pasos para cambiar tu vida

Sólo son necesarios 6 pasos para cambiar tu vida

Puedes asumir, con mucha lógica, que la posibilidad de cambiar tu vida no responde a criterios simplistas, mucho menos aquellos que se orientan a ciertos “pasos mágicos” que consiguen cambiarlo todo. Pero en el caso de lo que se desarrolla a continuación podrías estar equivocado. Estos 6 pasos sí pueden cambiar tu vida.

La descripción de ellos es muy lógica, y rescata a plenitud el hecho que las cosas complejas siempre encuentran solución en lo simple. El razonamiento de estos 6 pasos le corresponde a John C. Maxwell, el autor norteamericano que ha brindado aportes valiosos en materias de gestión y liderazgo.

Maxwell afirma que el principio fundacional para que se produzca cualquier cambio en tu vida es la esperanza.

Las personas cambian porque tienen esperanza de poder hacerlo, sin ella el cambio no puede existir. Cada quien es el único responsable por los cambios que desea hacer en su vida, al menos en tanto sostenga la mínima esperanza que efectivamente puede hacerlo. Sin esperanza, todo está perdido. Pero por fortuna éste extremo aqueja a pocos. Por ello resultaría más propicio cambiar el viejo adagio de “la esperanza es lo último que se pierde”, por uno más imperativo: “la esperanza es lo único que no debe perderse nunca”.

Existe una buena noticia: puedes efectivamente cambiar tu vida, tienes la posibilidad de mejorar condiciones y consolidar un estado propicio a tus expectativas.

Todo comienza por el cambio de la forma en la que actualmente piensas.

Reflexiona con interés y paciencia en las siguientes afirmaciones:

Paso número 1 para cambiar tu vida: Cuando cambias tu forma de pensar, cambias tus creencias.

El cambio comienza en la mente. Todo aquello en lo que crees es solo un producto de los pensamientos que has sostenido a lo largo del tiempo. Posturas mentales hacia ciertas cosas, hechos, eventos o sucesos. Pensamientos que has asumido como correctos e inalterables y que poco a poco se han transformado en convicciones.

Medita en lo siguiente: ¿cuántas de ésas convicciones te han conducido a estados y situaciones que no deseabas?, ¿cuántas te han generado problemas que hubieras querido evitar?, y por último ¿alguna vez hubieras preferido actuar de otra manera o tomar un camino distinto?

Si tu respuesta es afirmativa, como en el caso de la mayoría de nosotros, entonces es necesario que cambies muchas de las convicciones que has tenido hasta hoy. Y ellas se transforman pensando de manera distinta. ¡Simplemente eso!

Otórgate la maravillosa posibilidad, el grandioso regalo de pensar de una manera distinta, especialmente respecto a lo que te ha provocado insatisfacción en la vida.

Cuando se corta, se modifica o altera ése flujo de pensamientos de forma metódica y manejable, se reduce la percepción de riesgo generalmente asociado a cualquier cambio.

Paso número 2 para cambiar tu vida: Cuando cambias tus creencias, cambian tus expectativas.

Creer constituye el convencimiento de que podemos hacer algo. Es una sensación interna que nos señala que podemos alcanzar algo que nos proponemos.

Todas las personas tienen la capacidad de visualizar algo con la convicción de que podrán alcanzarlo. Esto no es privilegio de ningún potencial extraordinario. No existen para ello los hombres distinguidos o las personas especiales. Todos pueden alcanzar lo que se proponen si creen efectivamente en sus posibilidades de hacerlo.

En el hecho de creer existe poder: los sentidos se agudizan, las oportunidades se manifiestan con claridad, incluso la fortuna opera a favor, y las visiones se materializan. Las creencias controlan todo aquello que hacemos. Bien lo dijo alguien: si crees que puedes hacerlo o crees que no lo podrás hacer, en ambos casos estás en lo correcto. Creer es la base de todo.

Ahora bien, las creencias, los actos de fe, son manifestaciones concretas de energía, y en tanto ésta discurra por cauces del bien común, de la construcción de todo lo que se pueda considerar positivo para las personas, no enfrentarán bloqueos o percances.

Una vida que se gobierna en fronteras amplias de expectativas, siempre da fruto. En tanto más se espera y más se cree posible, más fruto llega. Las personas viven su vida como un manzano que cree poder otorgar, en algún momento, un par de frutos. Pero en realidad, todo manzano da fruto abundante. Es sólo cuestión de tener ésa convicción, porque ella condice, incluso, con la propia naturaleza de las cosas.

Paso número 3 para cambiar tu vida: Cuando cambias tus expectativas, cambias tu actitud.

Las expectativas determinarán tu actitud. La mayoría de las personas en este mundo se orientan a lo promedio, a lo regular, lo seguro, aquello que no involucre un grado importante de incertidumbre.

Y expectativas “promedio” generan actitudes “promedio”.

Cuando limitas tus expectativas, generalmente alcanzas exactamente esos límites, nada más.

Nelson Boswell decía: “el primer y más importante paso hacia el éxito es la expectativa de que podemos alcanzarlo”.

Esto último define tu actitud, te convierte en un ser que comulga con las posibilidades. Y alguien que alcanza ése estado, consigue, simultáneamente, el respeto de la vida.

Paso número 4 para cambiar tu vida: Cuando cambias tu actitud, cambias tu comportamiento.

Cuando la actitud cambia y comienza a involucrarse con algo, transforma el comportamiento. Los actos cotidianos, aquellos que explican el desenvolvimiento general, toman coherencia con las nuevas expectativas. Estos actos simples, pequeños, repetitivos, construyen progresivamente un nuevo destino.

Tu comportamiento es ya una vitrina que expones al mundo. Es la manera en la que te presentas a los demás y el objeto del reconocimiento público.

Cuando ése comportamiento responde a las nuevas creencias y actitudes recibe energía positiva de otros y enriquece el conjunto.

Paso número 5 para cambiar tu vida: Cuando cambias tu comportamiento, cambias tu desempeño.

La mayor parte de la gente prefiere vivir con viejos problemas en lugar de verse enfrentada a la necesidad de encontrar nuevas soluciones. Prefieren hacer aquello que es confortable en lugar de lo correcto, permanecer en la rutina en vez de propiciar cambios. Incluso cuando están conscientes que los cambios los favorecerán, muchas veces optan por no hacerlos porque los hace sentir incómodos.

En tanto no se tiene el coraje suficiente para vivir con algo que no sea absolutamente confortable, no se consigue mejorar nada en la propia vida.

Cuando el comportamiento condiciona el desempeño se produce la evolución. El cambio cualitativo de estado. La superación. El desempeño es algo propio, personal. Es la medida en que los cambios de pensamientos, creencias, expectativas y actitudes pagan el premio buscado. Ya nadie tiene derechos sobre tu desempeño, es solo tuyo, pero al ser producto de la transformación positiva, altera también de forma positiva la vida de los demás, especialmente de aquellos que están más cerca.

Paso número 6 para cambiar tu vida: Cuando cambias tu desempeño, cambias tu vida.

El desempeño que conduce a la evolución, cambia finalmente tu vida. Y lo hace en la dirección exacta que fue determinada por la transformación inicial de los pensamientos. Una cosa lleva a la otra, con pasmosa simplicidad.

Porque finalmente todo es muy simple en el Universo, a pesar que no lo parezca para el ojo profano. Es el ser humano el que complica las cosas, y lo hace principalmente con aquellas sobre las que tiene control directo, en este caso sus pensamientos y su vida.

El enemigo mayor que tiene la posibilidad del cambio es la excusa. Es más fácil convertir un fracaso en éxito que una excusa en una posibilidad. Una persona puede fallar, recuperarse y convertir su caída en una victoria. Sin embargo es seguro que una persona que fabrica excusas para todo nunca será exitosa.

Si se expulsan las excusas de la vida, se franquea el ingreso a la posibilidad, y esto es todo lo que necesita el circuito virtuoso del cambio de vida.

(Contextualización, traducción y contenido de Carlos Nava Condarco, del artículo John C. Maxwell: It Only Takes 6 Steps to Change Your Life, SUCCESS enero 2015)

Twitter: @NavaCondarco

Suscríbete a mi Boletín y recibe las próximas Publicaciones en tu correo


 

2 comments

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *