15 definiciones de Estrategia para la vida y los negocios

Existen innumerables definiciones de Estrategia. Las hay desde tiempos inmemoriales. Este es posiblemente uno de los conceptos de gestión más difíciles de aprender y “aprehender”. Sin embargo, hacer el esfuerzo es una valiosa inversión. La Estrategia es el sistema de gobierno orientado a dirimir conflictos y resolver problemas para beneficio propio. Y pocas veces se ha necesitado esto con tanta urgencia como hoy.

Acá van 15 definiciones de Estrategia muy poderosas. Diferentes todas entre sí, pero a la vez completamente acertadas y correctas. No es posible resumir Estrategia en un solo concepto, porque eso sería igual que tratar de contener la corriente de un rio con las manos.

Lo más apropiado es apreciar el rio entendiendo que las aguas nunca son las mismas y que solo el cauce lo define, luego corresponde meter las manos en la corriente y habilitar la experiencia.

1.- “La estrategia es un conjunto de elecciones congruentes para lograr un fin deseado”. — Scott Anthony, asesor estratégico, autor y orador sobre crecimiento e innovación.

El aspecto vital de esta definición es: “conjunto de elecciones congruentes”.

En realidad, negocios y personas toman decisiones a cada instante para alcanzar los objetivos que desean. Pero muy pocas veces ellas son congruentes entre sí. Muchas elecciones no soportan a las otras, más bien las anulan o sustituyen.

Si se quiere actuar estratégicamente, todas las decisiones que se tomen para alcanzar un fin, deben ser sinérgicas entre sí. Como pequeños riachuelos, deben alimentar el curso principal. Ninguna decisión puede ser ajena o contrapuesta a las otras.

Conseguir esto no es tan sencillo como parece, pero ello determina que se esté actuando estratégicamente o no.

2.- “La estrategia es un concepto central e integrado de cómo vamos a lograr nuestros objetivos”. — Rita McGrath, profesora de la Escuela de Negocios de Columbia.

¿Qué es un concepto central e integrado? Simplemente la idea fundamental que está guiando todas las acciones.

Si la definición anterior se enfocaba en las “elecciones congruentes”, ésta lo hace en la idea central que condiciona dichas elecciones.

Todos tienen eventualmente una “idea” para encarar o resolver alguna contingencia, y la Estrategia se trata, simplemente, de tenerla presente para todo el desenvolvimiento posterior. Las personas que no actúan estratégicamente no se preocupan de encontrar una idea central o cambian de parecer con frecuencia.

Esto no quiere decir que el Pingüino Amarillo se aferre siempre a una idea. En realidad puede cambiarla a conveniencia, pero no antes de haber concentrado acciones y recursos en ella.

Enfoque, congruencia y persistencia en una idea y las elecciones que emergen de ella, son rasgos que diferencian al Strategos de todos los demás.

3.- “La estrategia es el proceso de conciliar los dilemas comerciales más importantes”. — Fons Trompenaars, consultor y autor.

Todas las definiciones de Estrategia confluyen, de una u otra forma en el enfoque.

En tanto las dos anteriores exigían atención en “elecciones congruentes” e “idea central”, ésta pide “conciliar” los problemas que se enfrentan. Es decir, agruparlos. Volverlos una masa crítica identificando los factores comunes.

Lo peor que puede hacerse ante los conflictos y la adversidad, es dispersar recursos y esfuerzos. Se necesita identificar los elementos centrales del problema y actuar con enfoque sobre ellos. “Muchos problemas pueden y deben volverse uno solo”, ése es el criterio de la acción estratégica.

4.- “La estrategia es definir los objetivos correctos y la mejor manera de lograrlos”. — Rob Wolcott, profesor adjunto de Emprendimiento en Chicago Booth.

Esta es una de las definiciones de estrategia más útiles. ¿Sabía usted que la mayor parte de las veces no son las acciones las equivocadas? No es que se hagan mal las cosas, si no que los objetivos están mal definidos.

El pensador estratégico toma más tiempo evaluando y definiendo objetivos que actuando para alcanzarlos. Esa es la clave. Cuando los objetivos son de calidad, las acciones son mucho más fáciles.

Por lo tanto, ¡conviértase en experto para definir objetivos, no para alcanzarlos! Esto último será una consecuencia sencilla de lo primero.

5.- “La estrategia consiste en averiguar cómo maximizar el rendimiento de su organización”. — Lindsay McGregor, cofundadora de Vega Factor.

Para actuar estratégicamente no se esperan las condiciones ideales, se actúa maximizando el rendimiento de los recursos existentes y aprovechando las condiciones imperantes. La Estrategia se trata de músculo, no de volumen.

6.- “La estrategia es una visión. Es una técnica que se usa para cumplir esa visión”. — Vivek Wadhwa.

Algunas definiciones de Estrategia se alinean con el concepto de visión. Es una forma más “técnica” de establecer el concepto de “la idea fundamental” citado en el punto 2. No está mal. La visión siempre debe entenderse como un objetivo concreto que se desea alcanzar.

Sin embargo, el valor principal de la definición planteada en este punto se encuentra en la segunda parte: “técnica que se usa para cumplir la visión”.

La Estrategia es siempre un “puente” para conectar los objetivos con la acción inmediata. En ése sentido debe entenderse y manejarse como una técnica. Si no fuese así involucraría “cualquier” tipo de acción para alcanzar el objetivo.

7.- “La estrategia consiste en explotar las ventajas y desventajas para ser diferente del competidor”. — Michael Raynor, director general de Deloitte.

Esta es posiblemente una de las más bellas definiciones de Estrategia. Porque se orienta a la médula de su funcionalidad. La Estrategia se diferencia de otros métodos de gestión porque trabaja sobre escenarios competitivos que generan conflicto para los intereses propios.

Se dice, con propiedad, que si no existiesen fuerzas opuestas (competidores) que actúan para impedir que se alcancen los objetivos, un buen plan de acción sería suficiente para lograr lo que se quiere. Pero si la oposición organizada existe, entonces un plan no basta. Es preciso recurrir a la Estrategia. Y hacerlo explotando ventajas y desventajas (especialmente esto último), es un arte que dominan pocos.

8.- “La estrategia es responder a una serie de preguntas y dejar que surjan las respuestas concretas:

  • ¿Quiénes son sus clientes y qué necesidades de ellos se satisfacen?
  • ¿De qué manera la satisfacción de esas necesidades generaría dinero para los accionistas?
  • ¿Cuál es su ventaja competitiva ahora?
  • ¿Cómo crecería su capitalización de mercado?
  • ¿Está creciendo el mercado seleccionado?”

— Ram Charan, Consultor de Liderazgo y Negocios Globales

En tanto se plantean preguntas de este tipo y se exigen las respuestas, la Estrategia se convierte en ésa técnica planteada en el punto 6.

9.- “La estrategia es un conjunto de elecciones que se refuerzan mutuamente. Principalmente sobre dónde jugar y cómo ganar”. — David Duncan.

La presente y la número 1, son dos definiciones de Estrategia que expresan básicamente lo mismo. Acá se mencionan “elecciones que se refuerzan mutuamente” y en la número 1 “elecciones congruentes”. Ambas apuntan al mismo concepto.

Sin embargo, el aporte de la presente definición radica en precisar “dónde jugar y cómo ganar”. El “donde” es vital, porque la Estrategia, al privilegiar la practicidad, evita escenarios que presenten pocas probabilidades para la victoria. Escoge siempre la ruta más corta, la vía expedita.

La complejidad no es un atributo de la acción estratégica. Esta se orienta siempre a lo simple, lo pequeño, lo concreto. Y ésta no es una virtud de todos. La mayor parte de las personas y empresas actúan en absurdos contextos de complejidad. Calculan que así se distinguen y son más competitivos.

Sin embargo es todo lo contrario: “lo pequeño es bello”, y “lo simple es siempre más difícil de identificar y aplicar”.

10.- “La estrategia es elegir cómo ir desde allí hasta aquí”. — Robbie Kellman Baxter.

Otra bella definición. Una manera de entender qué debe hacerse ahora para llegar al punto que se desea. Si se tiene clara la visión, ella se convierte en un norte que orienta toda acción en el presente.

Llegar “desde allí hasta aquí” demanda organizar las acciones “en reversa”, condicionando las actuales por aquellas que son las únicas que pueden garantizar la victoria.

Por ejemplo, si se visualiza una carrera de 4 postas de 100 metros planos cada uno, los competidores saben que al final del último trecho se tendrá que ejercer la mayor velocidad para “rematar” la justa. Eso obliga a que se aplique un fuerte impulso en la primera etapa y se sostenga buen ritmo en la segunda y tercera. Los condicionamientos de la última etapa definen el carácter de las previas.

¡Esa es una buena forma de establecer las premisas estratégicas!, de adelante para atrás. Desde la visión en el futuro hasta las acciones de éste momento.

11.- “La estrategia es la cultura que construyes”. — Alex Osterwalder, cofundador de Strategyzer, coinventor de Business Model Canvas.

El pensador estratégico vincula todos los aspectos de su “ser” como persona y profesional a su “hacer”. La acción estratégica no es un “rol” que se adopta en determinado momento o circunstancia. No es cuestión de colocarse el “sombrero estratégico” cuando así se considere necesario.

Las personas y empresas que desean actuar estratégicamente edifican valores, premisas de conducta, estructuras de soporte, hábitos y equipos de trabajo bajo la sombrilla de la Estrategia. Esto se convierte en una cultura de trabajo, una manera de entender la vida y cómo desenvolverse en ella. Esto trasciende y permea todas las interpretaciones de la realidad y los actos propositivos.

12.- “La estrategia es tener la ambición para apalancar y aprovechar los recursos existentes de forma que sean más grandes de lo que su capacidad actual representa.” — Liz Wiseman.

Alguna de las definiciones de Estrategia tenía que tocar este punto: la “ambición”, el poderoso deseo de ser y conseguir más con lo que se posee.

La sola energía asociada al afán de aprovechar al máximo lo que hay, consigue que se sea más grande desde un inicio.

La Estrategia es el recurso principal, el Strategos el activo más importante. Todo lo demás es funcional a las circunstancias.

13.- “La estrategia es saber qué hacer y realmente hacerlo”. — Michael Tushman, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard.

Saber qué hacer en ciertas circunstancias no es fácil, pero es más difícil saberlo y hacerlo efectivamente. En esto radica el arte.

Una de las definiciones de estrategia más antiguas y apropiadas expresa que ella es “el arte de dirigir las operaciones militares”. Y el arte, por supuesto, no está relacionado directamente con el conocimiento. No es una ciencia. Se corresponde con habilidad, destreza, deseo, disposición.

A tal punto el Strategos sabe qué hacer y actúa en consecuencia, que la Estrategia se convierte finalmente en una función de lo que hace.

14.- “La estrategia es hacer que tu gente entienda cuál es tu verdadero norte. Lo que estás tratando de lograr”. — Tiffany Bova, evangelista en jefe de crecimiento en Salesforce.

La Estrategia es trabajo de equipo. Y uno de los desafíos fundamentales es conseguir que todos entiendan el espíritu y la lógica de lo que desea hacerse. El Strategos es, por fuerza, un líder que tiene que dominar los intrincados laberintos de la comunicación humana.

15.- “La estrategia es cualquier patrón sistemático de pensamiento o acción que aumenta la probabilidad de resultados favorables”. — Martin Reeves, director general y socio sénior de BCG.

Ninguna de las definiciones de Estrategia puede mantenerse sin el concepto de “cualquier patrón sistemático de pensamiento o acción…”.

La referencia a “cualquier patrón” deja claro que en esto no existen recetas.

No hay guiones ni libretos para actuar estratégicamente.

Todo pensamiento o acción puede adquirir éste carácter si se adopta de manera sistemática y tiene como objetivo aumentar las probabilidades de obtener resultados favorables.

La Estrategia es sujeto, no predicado. Quién piensa y actúa en función de Principios Estratégicos como los descritos, hace Estrategia. Esos principios son el “software” que hace funcionar la mente del Strategos, y lo que así emerja de ella tendrá que llamarse Estrategia.

Twitter: @NavaCondarco

Suscríbete a mi Boletín y recibe las próximas publicaciones en tu correo

Recibe el mejor Contenido directamente en tu Correo:

 

Loading

Compartir