30 formas de ser rico sin tener dinero

El dinero es solo una forma de riqueza, y posiblemente la menos sólida. Pero no es que esto sea reprochable, en absoluto. Lo que merece juicio es la banalidad e ignorancia de las personas respecto al significado integral que tiene la riqueza. Un ser humano es rico sin tener dinero cuando entiende finalmente que las mejores cosas de la vida son gratuitas.

Cuentan que un día pasaba Alejandro Magno con todo su ejército por un camino de ésas vastas tierras que conformaban su imperio. En algún recodo se encontraron con un hombre pequeño que obstaculizaba la caravana.

Los edecanes de Alejandro se acercaron y le dijeron: estás deteniendo el avance del ejército que lidera el hombre que conquisto todo el mundo, ¿quién eres? Y cuentan que el hombrecillo respondió: solo soy alguien que conquistó su deseo de conquistar el mundo.

Esta pequeña anécdota (que finalmente vaya a saberse si fue cierta), contiene la representación de algo maravilloso: el genuino valor de las cosas en la vida. No aquel que muchas veces se entiende único porque lo vende la sociedad moderna, más bien el que trasciende lo material y se inscribe en el profundo significado de la existencia.

Estas son algunas formas de ser rico sin tener dinero:

1.- Ser una persona rica en carácter moral.-

El carácter es el conjunto de rasgos y cualidades que indican la manera de pensar/actuar de una persona y la distinguen de los demás.

Ser alguien de recta moral y tener el carácter para hacerla prevalecer sobre las circunstancias que acontecen en la vida, es algo de inmenso valor. Una persona así se distingue entre 100 que posean mucho dinero y, esencialmente, nada más.

Si usted posee sólido carácter moral y lo aplica en todo acto de su vida, es una persona muy rica. Punto final.

2.- Casarse con el amor de su vida.-

¿Parece poco relevante? ¡No lo es! Es una bendición que pocos consiguen, aunque parezca extraño. Y la fortuna adherida a esta experiencia proporciona una calidad de vida que no puede sustituir el dinero u otro valor.

3.- Poder defender sus creencias.-

Cuando se tienen que negociar valores y creencias para obtener posiciones o dinero, se transita velozmente la ruta a la pobreza. Más temprano que tarde éste costo se manifiesta en la vida y ensombrece cualquier otro logro.

Por otra parte, vivir de una forma que se encuentre alineada a valores y creencias, es una fortuna de la que pocos pueden disfrutar.

4.- Alcanzar equilibrio de vida.-

Una vida “equilibrada” es, posiblemente, la forma más evidente de ser rico sin tener dinero. El balance es la energía que sostiene el Universo y califica todo en su justa medida. Pocos, muy pocos, alcanzan equilibrio en su vida. Lograrlo hace palidecer cualquier esfuerzo para acumular dinero.

5.- Poder disfrutar de tiempo de calidad con la familia.-

Quien no depende básicamente de nada ni nadie para activar un tiempo de calidad con su familia, debe considerarse una persona afortunada. Estas experiencias no son comparables a lo que el dinero puede comprar. Y no siempre están al alcance de quién ha priorizado la acumulación de fortuna financiera como objetivo de vida.

6.- Apreciar la libertad.-

La libertad como tal no es una manifestación de riqueza, la capacidad de apreciarla si lo es. La mayoría de personas en este mundo dan por sentado el goce de su libertad hasta el momento que no la tienen. Pocos la aprecian y experimentan su valor.

Póngase a pensar, ¿qué tanto sirve ser una persona libre si se es incapaz de apreciar y disfrutar lo que ello significa? Si evalúa con juicio crítico su entorno, podrá verificar que hay muy pocas personas verdaderamente libres en él.

7.- Sentirse cómodo con uno mismo.-

¿Hay alguna forma más satisfactoria de vivir? Sentirse CÓMODO con uno mismo es una bendición que conocen pocos.

Para la mayor parte de la gente, el mundo es un lugar incómodo para vivir (por decir lo menos). Pero éste no es un “defecto” del entorno, más bien una manifestación de la incomodidad que sienten consigo mismos.

8.- Marcar la  diferencia en la vida de los demás.-

Hay personas cuya presencia destaca y otras cuya ausencia se nota. Si usted pertenece a este segundo grupo, es enormemente rico. Ha trascendido su propia dimensión y es un ser que hace la diferencia para los demás. Debe saber que éstas son las personas que dejan el mundo mejor que lo encontraron.

9.- Seguir sus propios consejos.-

Esto es muy simple. Si usted es alguien que puede darse el lujo de seguir sus propios consejos, ha conquistado independencia y sabiduría en este mundo. Puede considerarse un ser soberano y dueño de su destino. La mayoría de las personas son inseguras y no tienen confianza n siquiera en sí mismas. Dependen del carácter de las circunstancias y la voluntad de los demás.

10.- Construir relaciones de beneficio mutuo.-

Si forma parte de relaciones que se enriquecen con su presencia, y en las cuales usted mismo se siente más y mejor, es muy rico sin tener dinero. Las relaciones de beneficio mutuo son tan escasas como las joyas de gran valor. ¡Compruébelo!

11.- Construir experiencias y recuerdos.-

De experiencias y recuerdos se trata finalmente el viaje de la vida. Esto es lo que importa cuando concluye la historia, lo demás es irrelevante. Dicen que los mayores arrepentimientos cuando la muerte está cerca se relacionan a experiencias que no se tuvieron, y memorias que no se labraron a gusto y voluntad.

Si usted está construyendo hermosas experiencias y recuerdos en su vida, tiene una riqueza que lo acompañará hasta el último día, y un poco más allá…

12.- Ser un amigo de confianza.-

¿Cuánto vale un amigo?, ¿y cuánto uno de confianza? ¿De cuántos se puede decir una u otra cosa?

Si usted es una de ésas personas, vale mucho más que cada gramo de su peso en oro.

13.- Permanecer honesto consigo mismo.-

La honestidad con uno mismo es el “último” de los valores que se sacrifica, muchas veces, por intereses materiales. Y quién no lo ha hecho, guarda un tesoro que envidian muchos millonarios.

En realidad, todas las personas pueden ser, de alguna manera, honestos consigo mismos, pero PERMANECER así a lo largo de los desafíos y dificultades de la vida, es un logro de pocos.

14.- Disfrutar de pasión por la vida.-

Todos se han enamorado alguna vez, de una persona, una visión o una tarea, y en este sentido conocen las mieles de la pasión. Si estas hermosas sensaciones se vinculan a todo acto de la vida, se es muy, pero muy rico sin tener dinero.

15.- Decir “sí” porque se quiere.-

No porque se debe. ¿Cuántos pueden afirmar esto? Reflexione un poco sobre su vida y vea si puede inscribirse en esta categoría. Si puede hacerlo, es usted muy acaudalado.

16.- Criar buenos niños.-

Ellos serán parte de su legado, lo representarán en este mundo después que lo haya dejado. Si sus hijos son una contribución que usted le deja al mundo, siéntase un ser lleno de riqueza. Porque  pocos pueden decir lo mismo y exculpar responsabilidades.

17.- Vivir con honor.-

Esto es, sin la “necesidad” de comprometer valores morales o premisas de buena conducta. Esta “necesidad” tiene cara de hereje, se esconde en sutilezas y es traicionera. Solo cada quién sabe, en definitiva, si vive con su honor intacto o en buen sitial. Y si así lo hace, nada le tiene que envidiar al millonario más grande del mundo.

18.- Hacer que los demás se sientan especiales.-

Las personas que consiguen esto son extraordinarias. Su memoria sobrevive en aquellos que tuvieron la fortuna de conocerlos. ¿Cuántos seres así existen? Trate de verificarlo. Llegará a una conclusión triste pero a la vez grandiosa: son pocas, y cada una tiene valor incalculable.

19.- Vivir de acuerdo a sus posibilidades.-

Y hacerlo contento, en paz y en comunión con todo. Esto no se inscribe en nada parecido a la pobre ambición o resignación. Vivir bien y de acuerdo a las posibilidades, es un rasgo de sabiduría. Porque por otra parte, nadie está poniendo límite de tamaño a ésas posibilidades.

20.- Hacer las cosas por las razones correctas.-

“Hay que hacer lo que hay que hacer”. Éste es un signo que hace funcionar al mundo. Es una representación de funcionalidad, practicidad y pragmatismo. ¡Pero es algo que no aplica para los pocos afortunados que viven haciendo las cosas por las razones correctas! Estos establecen las pautas para la evolución de las cosas en el planeta: son los creadores, los líderes.

Si usted se inscribe en la categoría es “completamente rico sin tener dinero”. Y esto es solo una manera de expresarse, porque a las personas que establecen el ritmo de las cosas por las razones correctas, el dinero nunca les es elusivo.

21.- Tener un sentido de propósito en la vida.-

La mayor parte de las personas atan su vida a cosas o personas, pocas lo hacen a un objetivo. Éstas últimas tienen un sentido de propósito para su existencia que tiene mucho valor. Algo que otorga sentido y trascendencia, porque los objetivos, a diferencia de las cosas o las personas, se pueden considerar propios indefinidamente.

Tener una vida llena de propósitos representa, sin duda alguna, ser rico sin tener dinero.

22.- Ver lo bueno en los demás.-

Las relaciones entre las personas son un juego de proyecciones y reflejos. Lo que genera rechazo o disgusto de otra persona es, la mayor parte de las veces, algo que uno mismo reprocha en su interior.

Tener la capacidad de ver lo bueno en los demás es una poderosa manera de enriquecer la propia vida. Constituye una prueba de que se han superado prejuicios y trascendido las minucias que califican el espíritu mediocre. Es una manifestación de riqueza que tiene el poder de cambiar el destino de la especie humana.

23.- Vencer las probabilidades adversas.-

La sensación de felicidad y plenitud que proviene de alcanzar metas “improbables”, vale tanto o más que cualquier suma de dinero. Porque es una representación concreta de valor. Vencer las probabilidades no es asunto de azar, es el efecto de aguda visión y esforzado trabajo. Consecuencia de talento y carácter. Estos atributos pueden conseguir cualquier cosa en la vida… incluso dinero.

24.- Recibir un certificado de salud limpio.-

¿Cuánto vale esto? ¿No es acaso una de las manifestaciones más importantes de ser rico sin tener dinero?  “La salud no tiene precio”, no es un cliché. Y si usted la tiene bien y completa, siéntase un hombre rico, en la extensión más amplia de la palabra.

25.- Sentirse cómodo estando solo.-

La única forma de sentirse bien estando solo, es sentirse bien con uno mismo. Y esto no lo consigue cualquiera. De hecho es mucho más difícil que construir una fortuna de dinero. ¡Piénselo! Sentirse bien con lo que uno es y hace, es el producto de una vida entera de desarrollo personal. Y es un tesoro que justifica cualquier tipo de orgullo.

26.- Disfrutar de días sin preocupaciones.-

Sería soberbio decir que hay de los que viven TODOS sus días sin preocupaciones. Eso es prácticamente imposible. Pero “disfrutar de días sin preocupaciones”, no solo es factible, también es un tesoro.

Se puede poseer todo el dinero del mundo, pero si los días “sin preocupaciones” son la excepción que confirma una regla, se vive en completa pobreza. Nadie ha llegado a éste mundo para volverse un experto en encarar y resolver problemas y preocupaciones, acá se está para tener experiencias positivas de la vida. Cualquier otra actitud solo obedece al complejo de inmortalidad que tienen los espíritus necios.

27.- Celebrar muchos aniversarios.-

Esta es otra forma de ser rico sin tener dinero. ¡Celebrar muchos aniversarios! Y no solo como producto de sana longevidad, también como festejo de largas relaciones de amor, amistad, respeto, trabajo, etc. Reflexione un momento en esto: ¿cuántas personas pueden decir, con una sonrisa en el rostro, que han celebrado muchos aniversarios?

28.- Realizar su potencial.-

Son afortunados y ricos todos los que alcanzan la mejor versión de sí mismos en esta tierra. A éstos nada les es ajeno, mucho menos el dinero. Realizar el potencial con el que uno ha llegado a este mundo es el objetivo trascendente por antonomasia, la razón de ser del individuo que ha tomado consciencia de quién es y qué debe hacer en su paso por la vida.

29.- Ser y permanecer autosuficiente.-

¡Esto es libertad! Sentirse completo, autosuficiente en términos integrales. Sin dependencias de nada o nadie más. Con la capacidad, más bien, de dar a los demás lo que en uno abunda. Ser y permanecer así a lo largo de la vida. Esto es ser inmensamente rico, aunque no esté involucrado el dinero.

30.- Ir a la cama con la conciencia tranquila.-

Dicen que la agonía de Alejandro Magno fue larga y dolorosa, hasta que finalmente lo arrebató la muerte. No se sabe exactamente la causa, pero lo más probable es que fuese envenenado.

Alejandro conquistó todo el mundo conocido, pero a diferencia de ése pequeño hombre que se cruzó con su comitiva, no pudo conquistarse a sí mismo. No alcanzó la paz que proporciona esta victoria, su alma vivió inquieta hasta el último día, deseando siempre algo más.

Su lecho de muerte no fue benigno, pero tampoco la almohada en sus noches corrientes. No se sentía tranquilo consigo mismo y tampoco con los demás. Fue el dueño del mundo, pero rico de ninguna manera.

En cambio, ése pequeño hombre que se conquistó a sí mismo, vivió y murió rico sin tener dinero, y mucho menos un imperio.

Twitter: @NavaCondarco

Suscríbete a mi Boletín y recibe las próximas publicaciones en tu correo

Recibe el mejor Contenido directamente en tu Correo:
Loading
Compartir

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *